blogger widgets Blogspot Tutorial

Hot News

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Pages

jueves, 12 de enero de 2012

Adiós Taringa, adiós…

Adiós Taringa, adiós… y no es precisamente porque sea la Ley Sinde la que la saque de la red bloqueando su acceso en España, sino porque tiene que pagar 50 mil dólares en Argentina, su país de nacimiento.

Así mismo, los administradores del popular portal de descarga Taringa, los hermanos Botbol, que en un inicio habían pensado el diseño de Taringa para que funcionara como un simple portal de internet que se dedicaba al intercambio de links, y que con el tiempo se fue convirtiendo en una poderosa comunidad virtual, sin llegar a ser precisamente una red social al estilo Facebook o Google+, ha sido condenada a pagar una abultada multa de 50 mil dólares bajo el argumento de violar la ley de propiedad intelectual. Toma, una más.

Tal y como publicara el diario argentino El Cronista, en su edición digital, la Cámara VI Nacional en lo Criminal y Correccional sentenció a los administradores del sitio web Taringa.net a pagar una posible indemnización que pudiera alcanzar esta cifra de dinero, una vez que se ha demostrado que la distribución del contenido de su web viola los derechos de Copyright.

La información publicada por El Cronista en Argentina, se basa en los documentos oficiales que la Agencia de Información del Poder Judicial hiciera público hace apenas unos días; en ellos se reconoce que si bien muchos de los materiales que se publican en Taringa no contienen datos protegidos por la ley de propiedad intelectual, los responsables del sitio sí permitían la publicación de link que conducen a páginas de descargas, todo ello combinado con las ganancias que pudieran obtener por concepto de publicidad que sí se incluye en la propia Taringa.
En su defensa, los administradores de Taringa alegaron que “es imposible que determinen el contenido de las cargas y establezcan si violan los derechos de autor cuando diariamente, en promedio, se realizan veinte mil posts y porque no tienen acceso al Registro Nacional de la Propiedad Intelectual para cotejarlo”.

Sin embargo, los jueces argumentaron que los administradores de Taringa, a través de sus webs permiten que se sean publicados enlaces a descargas de obras “que finalmente eran reproducidas sin consentimiento de sus titulares. Si bien ello ocurría a través de la remisión a otro espacio de Internet, lo cierto es que justamente tal posibilidad la brindaba su servicio”.

Y ahora, qué pasará con Taringa: ¿pagarán su multa y seguirán prestando servicios hasta que sean vetados en España y en EE.UU, en caso de que se apruebe SOPA, o cerrarán definitivamente el sitio? ¿Habrá un cambio en su política de publicaciones en Taringa? ¿Cómo reaccionarán los usuarios?

Esperemos a ver qué pasa.

0 comentarios:

Publicar un comentario